Mitos y verdades sobre el financiamiento para Pymes

 El financiamiento es una herramienta importante para la evolución de los negocios de las empresas, principalmente de las Pymes. Un mayor acceso a productos de crédito se puede traducir, entre otras cosas, en aumentos de productividad, mayor inversión en innovación y en una mayor probabilidad de competir y sobrevivir en mercados locales e internacionales.

Conforme la actividad económica recobra su estabilidad y las finanzas gradualmente se recuperan de los impactos de la pandemia, las entidades bancarias incrementan sus esfuerzos por ofrece más recursos para créditos, con mejores condiciones, a las pequeñas y medianas empresas con el objetivo de apoyar el desarrollo de sus negocios.

Scotiabank, por ejemplo, desde hace más de 10 años, ofrece una amplia gama de productos especializados para el segmento Pyme, considerado uno de los sectores más resilientes y de mayor crecimiento dentro de las economías.

No obstante, a pesar de la disponibilidad de recursos para el financiamiento de estas empresas, aún existen muchos mitos alrededor del tema crediticio. Estos frenan, en muchas ocasiones, el impulso de las pequeñas y medianas empresas para buscar apoyo económico y esto podría afectar el avance y crecimiento de este importante segmento de la economía nacional.

“El financiamiento juega un rol protagónico en el desarrollo de las empresas y su uso adecuado puede ayudarlas a cumplir sus metas y objetivos. Sin embargo, existen algunas concepciones erróneas acerca de los requisitos y condiciones para obtener un crédito. Muchas veces, el temor de preguntar si la empresa es sujeta de crédito, puede entorpecer los planes de desarrollo de esta; por eso es importante que el empresario conozca los productos disponibles, el proceso y lo simple y seguro que puede resultar”, expresó César Aguirre, gerente sénior de Productos y Segmentos Pymes de Scotiabank Panamá.

El especialista de Scotiabank aclara algunos de los mitos sobre los productos de financiamiento disponibles para este importante sector de la economía:

1- Los créditos solo aplican para personerías jurídicas. Esto es falso. Los recursos para créditos están disponibles para financiar empresas que califiquen como una Pyme, inscritas bajo una personería jurídica o física.

2- No pueden aplicar empresas constituidas y en operación. Uno de los requisitos obligatorios es que las micro, pequeñas y medianas empresas cuenten con, al menos, dos años de operación en el mercado.

3- Es un proceso largo y tedioso. La duración del proceso, desde la solicitud del crédito hasta el desembolso, puede variar según el tipo de préstamo requerido y el tiempo que tarde la empresa en presentar los documentos solicitados por el Banco. Una vez que la entidad cuenta con toda la información y requisitos, el proceso puede demorar cerca de dos semanas. Sin embargo, todo depende del plan de inversión de la empresa.

4- Solo se financian nuevos proyectos. Como se mencionó anteriormente, parte de la política de Scotiabank, exige que las Pymes cuenten con, al menos, dos años de operación en el mercado para poder optar por un crédito. Existe una amplia gama de productos de financiamiento para Pymes; este dinero se puede invertir en activos o proyectos que impacten de forma positiva el negocio, acorde con los objetivos y necesidades de la empresa. El objetivo de las inversiones es generar mayores ganancias en un plazo determinado.

5- Solo se otorgan recursos a Pymes de la provincia de Panamá. Los créditos para Pymes están disponibles para empresas de todo el territorio nacional. Para iniciar el proceso, el cliente puede acercase a cualquier sucursal de Scotiabank para solicitar asesoría.

“El primer paso es acercarse al Banco para que un asesor del área de Pymes pueda guiarle en el proceso. Si el cliente cumple con nuestras políticas de crédito internas y aquellas que apliquen, según lo definido por la ley, el proceso será simple y rápido”, añadió Aguirre.

Productos de crédito disponibles para Pymes

– Líneas de crédito para compra de inventarios, garantías de participación y cumplimiento, cartas de crédito, entre otros. Este producto le permite al cliente obtener recursos a corto plazo.

Desembolsos hasta 9 meses plazo y un año para utilizarla línea.

– Préstamos a plazo para la compra de activos fijos, tales como locales comerciales o bodegas.

El Banco ofrece términos de reembolso flexibles ajustados al flujo de fondos de la empresa; reembolso mensual fijo para un mejor manejo de la deuda y tasas de interés competitivas.

– Consolidación de deudas una opción para consolidar distintas deudas en un solo crédito con un plazo máximo de 15 años, respaldado por una garantía aportada por el cliente.

– Scotia Leasing es un producto que le permite a la empresa utilizar activos productivos como vehículos comerciales, de uso personal para socios o flota de distribución; y maquinaria.

“Antes de elegir un producto de crédito, es importante que la empresa defina el objetivo o la necesidad de su negocio: aumentar el inventario, mejorar o cambiar el equipo de trabajo, reforzar la flota de vehículos, ampliar o adquirir un local comercial, consolidar deudas, asegurar los ahorros e inversiones de la empresa o mejorar los sistemas de pagos para incrementar ventas. Una vez que se defina este objetivo, nuestro equipo de especialistas asesorará a la empresa para adquirir el producto que mejor se ajusta a sus necesidades”, finalizó Aguirre.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: