Informe revela impacto de la desaceleración del crédito en las utilidades del CBI

La banca en Panamá mantiene amplios niveles de liquidez desde antes de la llegada de la pandemia, lo que ha constituido un factor importante para hacer frente a los efectos de un entorno complejo

La disminución de los ingresos por intereses, asociada a la desaceleración del crédito y los gastos por creación de provisiones crediticias, ha impactado las utilidades netas acumuladas del Centro Bancario Internacional (CBI), que al mes de mayo de 2021 registraron $.520.6 millones, es decir, un 15.4% menos en comparación con igual periodo del año anterior, según reveló el Informe de Actividad Bancaria de la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP), a mayo de 2021.

El informe refleja que el sistema financiero continúa mostrando resiliencia y una posición, en general, sólida, con niveles de capital y de liquidez por encima de los mínimos regulatorios. De este modo, los colchones de provisiones y de capital, así como la mayor capitalización de utilidades por parte de las entidades bancarias, han sido los principales factores para mantener la solvencia frente a la crisis que el país atraviesa. Los activos del CBI totalizaron $.128,578 millones, lo que representa una baja de USD241 millones con respecto al mismo mes del año anterior, es decir, una disminución interanual de 0.2%.

Los principales indicadores de solidez financieros, que determinan la sostenibilidad financiera de una entidad bancaria, son los índices regulatorios de liquidez y solvencia, los cuales se encuentran al doble de lo requerido legalmente. En cuanto a la solvencia, el más reciente índice de adecuación de capital sobre activos ponderados por riesgo es de 16.2%, incluyendo requerimientos de capital por los riesgos de crédito, mercado y operacional en atención a Basilea III, lo que supera marcadamente el mínimo regulatorio de 8% que requiere la Ley Bancaria.

Este incremento se puede explicar, tanto por la recapitalización de algunas entidades, como por la reducción en el pago de dividendos y el menor saldo de activos sujetos a riesgo. Este último hecho, se explica principalmente por la menor actividad crediticia. La liquidez del Sistema Bancario alcanzó un 62.9%, superior al índice legal regulatorio del 30%.

La banca en Panamá mantiene amplios niveles de liquidez desde antes de la llegada de la pandemia, lo que ha constituido un factor importante para hacer frente a los efectos de un entorno complejo, como el actual. Lo anterior se explica, en parte, porque las instituciones bancarias incrementaron sus reservas de liquidez, a raíz del Acuerdo sobre la implementación del Índice de Cobertura de Liquidez (LCR).

Los requisitos de LCR y de activos líquidos de alta calidad son especialmente relevantes dada la ausencia de un banco central y un seguro de depósito. Con respecto a las fuentes de financiamiento de la banca, los depósitos registraron un aumento de USD4,404 millones, es decir, 4.9%, lo cual es producto de la dinámica resultante de los depósitos internos (+8.0%), en específico de los depósitos particulares.

Los depósitos del CBI a mayo de 2021 ascienden a $.94,486. El informe afirma que esta dinámica corresponde a la confianza que ha mantenido tanto el depositante interno, como el externo, sobre la estabilidad del sistema bancario. Para conocer más información sobre las variables que explican los resultados de este informe, visite nuestro sitio web http://www.superbancos.gob.pa / Sección Financiera y Estadística.

NP: SBP

Foto: banco de fotos Pixabay

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: